Conocé el
Espacio de Luz

 

Un espacio que invita a un íntimo contacto con la naturaleza

Un predio libre de influencias externas

Es un predio dentro del Espacio Depurativo, específicamente concebido para albergar el Proceso de Luz, como así también el de la Manifestación del Cuerpo de Luz.

Esta infraestructura, adyacente a nuestro Espacio Depurativo y Con Marzia Mascolino como Guardiana, está exclusivamente dedicada a hospedar dichos retiros, en grupos de hasta 12 personas, durante tres semanas.

Posee un diseño específico y cómodo para dicho cometido, en un predio que invita al recogimiento y la aislación, a fin de permitir el fluido desarrollo del proceso, en íntimo contacto con la naturaleza y sin influencias externas.

El Espacio de Luz, desde donde compartimos estos dos Procesos está activo. ¡Bienvenidos!

 

«Todo lo que pensamos se concreta»

«Debemos tomar consciencia del poder de nuestra mente»

«Podemos nutrirnos de la luz»

Marzia
Mascolino

Guardiana del Espacio de Luz

Marzia es una persona sensible y una buscadora incansable, ya desde su Italia natal y luego a través de sus experiencias en España, Brasil y Argentina, en distintas comunidades y grupos espirituales.

En Piracanga realiza el Proceso de 21 días. En Figueira contacta con la Energía Crística y recuerda su misión: transmitir a las personas que existe una Consciencia Superior, que hay Leyes Universales y que ahí están los Guías, con los cuales todos podemos contactar para invocar asistencia.

En 2014 llega al Espacio Depurativo con sus hijos (Manu y Mayte), y manifiesta su propósito en diferentes áreas: la Cocina sin cocina, la armonización del Espacio Depurativo, el Espacio Escuela para los niños, las Pasantías para jóvenes, los talleres de Creando Futuro Consciente para padres… y además guiando los Procesos de Luz de 21 días y de Manifestación del Cuerpo de Luz de 7 días.

Nace en Milán y ya a los 12 años comienza a experimentar con ayunos. Si bien el primer acercamiento fue más por cuestiones físicas, esto la fue llevando por un camino que le permitió profundizar en otros aspectos. Mantuvo mente positiva, evitando incomodar a su entorno por estos ayunos y comenzó a elevar su vibración. Se le empezaron a abrir portales y comenzó a sentir voces internas que la guiaban.

Como en un juego, se propuso seguirlas. Así, deja la carne y empieza a sutilizar sus elecciones alimentarias: “dejar lo viejo”. Se conecta con otras maneras de nutrirse y sus guías le muestran que somos energía y vibración. Si bien siempre había sido anárquica, atea y antisistema, a los 25 años experimenta espontáneamente un viaje astral, donde contacta con otra realidad y comprende que hay mucho más de lo que vemos en el mundo físico.

En esta trascendental vivencia, se vio fuera de su cuerpo, experimentó la atemporalidad (donde pasado, presente y futuro suceden al mismo tiempo) y tuvo otras comprensiones; pero le costó bastante volver a su cuerpo, cosa que logró con un guía espiritual que la ayudó en este proceso. 

A partir de ese momento comienza a percibir otra realidad: “todo lo que pensamos se concreta”, y comprende también que podemos nutrirnos de Luz. Hay un antes y un después.

Deja atrás el ateísmo, pues percibe una Consciencia Superior, las leyes universales (distintas de las del mundo físico) y así comienza su Proceso de Luz. Sus guías están cada vez más presentes y sus voces se hacen más imperiosas. Inicia a prepararse para ser Canal y a seguir el camino que marcan estas voces interiores.

Luego de un tiempo en España, comienza su tránsito por distintas comunidades en Brasil y Argentina, donde va vivenciando lo recibido de los guías: aperturas sensoriales muy fuertes, meditaciones, ejercicios para seguir comprendiendo el poder de la mente, para sanar vínculos y situaciones no armónicas.

© Copyright – Proceso de Luz